Páginas

Not found

Llevo la llave de tu corazón al cuello
y no puedo dejar de pensar
a qué velocidad palpita
cuando no estas a mi lado.

Puede que suene raro,
pues tu corazón también lo llevo conmigo
y sin embargo no distingo su sonido
entre la multitud que me rodea.

Y entonces creo saber la respuesta
de este fenómeno en el que tengo tu corazón 
sin tenerlo
y la razón no puede ser otra
que soy yo quien no tiene corazón.

Pero esto no es nuevo.
Hace tiempo, desde que me lo diste
que tengo dentro de mí un corazón ajeno,
el tuyo.


Y aunque no tengo claro quien lo entrego antes,
solo sé que tu corazón está conmigo
y que esta llave 
sólo es la puerta para llegar hasta él
siempre que quiera, o siempre que lo necesite.

Y ahora que más lo necesito,
no soy capaz de encontrarlo,
aunque sé, como ya he dicho,
que esta conmigo.


1 comentario: