Páginas

No irme sin ti.

Piensa en mí como yo hago contigo.
Piénsame a tu lado,
siénteme en el vacío.

Piensa en todos esos momentos,
en los que sin quererlo, 
hiciste tus momento míos,
en los que queriéndolo,
los hiciste nuestros.

Recuerda cada instante,
que sin dejar de cogernos de la mano,
huiamos a cientos de kilómetros,
y sin embargo,
no estábamos ni a dos centímetros.

Siente como el viento te golpea,
como tu piel se estremece
mientras piensa en cómo mis dedos 
rozaban tu piel.

Nota esas ganas de dejar caer 
tu cabeza hacia detrás,
de cerrar tus ojos,
entreabrir tu boca,
y exhalar todo el aire de tus pulmones
de una sola vez.

Cada poro recorrido por mi boca
es un latido de tu corazón,
a la vez que una sonrisa 
y un atisbo más de vida.

Me gustan tus besos,
tanto, que a veces pienso que podría
alimentarme sólo con ellos,
y aunque llegara a morir de hambre,
sería, sin duda, una muerte bonita.

La locura que me acompaña 
me ha confesado,
que contigo cada mañana
sería mágica;
que contigo, cada despertar
sería único.

La cordura me ha gritado
que no me separe de ti,
que no deje a mis ganas de huir
ganar ni una sola batalla,
que esta guerra, 
se libra día a día,
como todos los que aquí quiero seguir.

Que si a veces busco la salida,
es sólo por ir en busca de aire,
para que cuando me mires,
aún me quede algo que expirar.

Nos abrazamos tan fuerte,
que si río, tus ojos me sonríen,
 y tu boca no puede dejar de mirarme
tan fuerte, que si lloras,
 mi corazón sangra tus lágrimas, 
y mis manos se humedecen de tus ojos.
Que si me voy morirás,
y que si me quedo sé que me querrás.

Puede sonar fácil abandonar,
y ya me conoces,
me gustan los retos, 
soy una chica de logros difíciles,
desastre sentimental,
y siempre, sonriente.

Y si de verdad me conoces,
sabrás entonces,
que por muy lejos que quiera ir,
si de alguien quiero huir,
nunca será de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario